Beneficios fiscales para autónomos en su declaración de la Renta

Beneficios fiscales para autónomos en su declaración de la RentaEl Impuesto sobre la Renta ofrece una serie de beneficios fiscales que los autónomos pueden aplicar en su declaración para conseguir una menor tributación. Estos beneficios consisten en una reducción de los rendimientos obtenidos en su actividad económica. Para poder beneficiarse de este incentivo, el titular de la actividad económica deberá cumplir una serie de condiciones; ser una empresa de dimensión reducida y determinar su rendimiento neto por el método de estimación directa, normal o simplificada.Reducción para autónomos dependientes y profesionales con ingresos de un solo pagadorLos autónomos dependientes y los profesionales que tributen en estimación directa y facturen a una única persona, física o jurídica, podrán reducir sus rendimientos en acorde a una escala, dependiendo de su cuantía. Para ello, han de cumplir los siguientes requisitos: Que los gastos de todas las actividades económicas desarrolladas por el contribuyente no sea superior al 30 por 100 de los rendimientos declarados. Que no perciban rendimientos del trabajo en el período impositivo. Que al menos el 70 por 100 de los ingresos del período impositivo estén sujetos a retención o ingreso a cuenta. Que no se realicen actividades económicas a través de entidades en régimen de atribución de rentas. Reducción por mantenimiento o creación de empleoLos contribuyentes que ejerzan actividades económicas tendrán derecho a esta reducción, bien sea en estimación directa u objetiva, cuyo importe neto de la cifra de negocios sea inferior a 5 millones de euros en el ejercicio del año anterior. También, su plantilla media del año anterior deberá ser inferior a 25 empleados.La reducción no se aplica a los rendimientos que se declaren como partícipes de una entidad en atribución de rentas, a no ser que a su vez se desarrolle una actividad económica propia donde se cumpla los requisitos anteriores.La cuantía de la reducción será el 20 por 100 del rendimiento neto positivo declarado en todas las actividades que realice. El límite máximo de la reducción no podrá ser superior al 50 por 100 del importe de las retribuciones realizadas en el ejercicio por el contribuyente a sus trabajadores, sin incluir la Seguridad Social.Los autónomos que declaren en estimación directa pueden beneficiarse también de la libertad de amortización para las inversiones generadoras de empleo. Para ello, el bien amortizable ha de ser un elemento nuevo del inmovilizado material adquirido en el ejercicio en el que se aplica el incentivo fiscal. También, deberá realizarse un incremento de plantilla durante los veinticuatro meses posteriores.



Deja un comentario

Rankie WordPress Plugin