Las tres claves para viajar a mitad de precio

Las tres claves para viajar a mitad de precioLlega el verano y con él, las tan ansiadas vacaciones. Pero como todos los años, el mismo interrogante aparece, ¿alcanza el presupuesto para viajar unos días? La respuesta es sí, sí se puede, pero es muy importante que sigas algunos consejos si eres de aquellos que no puede gastarse un dineral en un par de semanas al año.La excusa más común de aquellos que evitan los viajes es la frase “viajar es caro”. Incorrecto, viajar puede ser caro, pero también muy barato, la clave está en una buena planificación previa, principalmente en tres cuestiones fundamentales: el transporte, el alojamiento y la comida.Partimos de eliminar a las agencias, o intermediarios que deben adicionar su ganancia al costo total del viaje. Desde ahora debemos nosotros mismo hacer el trabajo de ser nuestros propios agentes de viaje.Primero debemos definir cuanto es el monto dispuesto a gastar. De ahí comienza el proceso de búsqueda de vuelos, hoteles, restaurantes económicos o las atracciones turísticas del lugar. Recuerda que organizar un viaje requiere de tiempo y dedicación, pero la recompensa suele ser grande. Transporte Si tienes fechas flexibles no organices para la misma fecha que lo hace todo el mundo. Busca fecha o días inusuales, compara y compra siempre con al menos 4 meses de anticipación.Si en cambio te decides por carretea, el alquiler de un coche es una opción económica, más aún cuando no exista un transporte público en los dos puntos, o el servicio no sea bueno. Podrias hasta compartir el automóvil mediante alguno de los tantos sitios web que se encargan de esto, como Blabla car. Igualmente, el autobús en muchas ocasiones es más barato y cómodo.Una cuestión fundamental es no improvisar. Seguramente recuerdes algún conocido que espero a último momento y tuvo suerte. Eso no pasa a menudo, todo lo contrario, se paga hasta 4 veces más dependiendo el destino. Alojamiento Salvo en pocas excepciones, el alquiler de una casa es hasta un 50% más económico que un hotel. Si bien los servicios que se brindan son muy distintos, se pueden prescindir de muchos y ahorrar una gran cantidad de dinero. Si decides un hotel, ten en cuenta que mientras más céntrico, más caro, pero debes analizar bien si no se compensa en no tener la necesidad de pagar traslados si los lugares a visitar están cerca del mismo.Existen tambien muchos hostales, campings o pensiones que la relación precio-calidad es exelente, lo que es una muy buena opción también. Comida En caso de reservar hotel, es muy común que el mismo tenga el desayuno incluido. En estos casos, siempre aprovecharlos, más aún cuando es bufé libre ya que pueden darnos la energía necesaria para poder andar toda la mañana sin tener que para a comprar algún bocadillo a cualquier precio.Siempre, vayas donde vayas, sea hotel, casa, pensión, intenta localizar un supermercado en la cercanía, ya que si cuentas con cocina podrás preparar todas las comidas del día con el ahorro que eso implica, o en su defecto, podrás preparar sándwiches para las excursiones.Aunque a todos nos gusta poder disfrutar de la gastronomía del lugar, no está demás llevar la comida de tu ciudad para reducir un poco más el gasto de alimentos.Ya no tienes excusas, ¡planifica y viaja!



Deja un comentario

Rankie WordPress Plugin