¡5 gastos imprevistos para utilizar un microcrédito!

¡5 gastos imprevistos para utilizar un microcrédito!Los microcréditos fueron creados para poder cubrir una necesidad real ¡Los gastos imprevistos!Cuando nos encontramos ante una situación donde necesitamos dinero de forma urgentey no disponemos de ahorrossuficientes para poder hacerle frente, podemos decir que tenemos un problema. ¿Verdad? Por eso se crearon los microcréditos.Hoy desde CreditoZen te traemos una lista con los 5 gastos más comunes que la gente tiene y por los que suelen solicitar un microcrédito. Veterinario ¿Tienes mascota? Entonces sabes perfectamente a qué nos estamos refiriendo. Nuestros amigos fieles a los que queremos como a un hijo y conocemos cada una de sus caritas, no siempre están eufóricos y animados, es entonces cuando pensamos quealgo les pasa. ¿Estará enfermo?Decides llevarlo al médico, su médico, y efectivamente el veterinario te dice que no te preocupes pero tendrás que ponerle una vacuna… ¡Tus piernas empiezan a temblar! Madre mía, el veterinario es carísimo y no tienes dinero suficiente. ¿Solución? Microcrédito. Reparar o comprar un electrodoméstico Pones una lavadora y de repente… ¡Oh NOO! empieza a salir agua por todas partes. Te levantas dormido y pones el vaso de leche a calentar al microondas (pero te has olvidado la cucharita)… “BUM” adiós al micro. Son muchas las situaciones en que alguno de nuestros electrodomésticos se puede estropear y directamente quedar siniestro total. En esas situaciones volvemos a necesitar un impulso económico y a lo mejor no lo teníamos contemplado. Retapizar o comprar las sillas Miras hacia tus sillas de comedor y el sofá… ¿Lo ves? están un poco feos y viejos de aspecto. No hace falta volver a comprarse muebles nuevos (si te gustan mucho los que tienes), así que puedes optar por retapizar. Es una buena idea también si ves que tu sofá tiene alguna roturita en la tela… En definitiva con esta opción podrás refrescar la imagen de tu comedor sin tener que comprar muebles nuevos. Reparar el coche ¡GRRR! ¡CRASH! el motor no arranca. Llamas a la grúa… taller… presupuesto. Una vez te has recuperado de la impresión al ver el precio de la reparación, coges aire y preguntas: – ¿Qué le sucede?-El mecánico responde: – Se le ha roto la cadena de distribución…-.¿Solución? lógicamente tienes que reparar el coche, de modo quedecides pedir un microcrédito. Comprar gafas de leer Si llevas gafas y sin querer se caen y se rompen, no sufras. Puedes pedir un microcrédito con nosotros y en menos de un día ya podrás disfrutar de tus nuevas gafas.



Deja un comentario

Rankie WordPress Plugin