El transporte público, un gasto de último hora

El transporte público, un gasto de último horaUtilizamos el transporte público para desplazarnos por muchas razones. Puede que hayamos detectado que es imposible aparcar en algunos lugares cercanos al lugar de trabajo o porque no disponemos de vehículo propio. También puede ocurrir que trabajemos en un sitio y la mejor combinación sea la que nos ofrece el tren o el autobús porque nos evitamos así retenciones en la carretera y pérdidas de tiempo. Algunos lo escogen por la conciencia ambiental y porque así ponen su granito de arena para cuidar el planeta.Y por supuesto, un motivo primordial puede ser el ahorro económico que supone. No es lo mismo para tu bolsillo desplazarte diariamente 40 kilómetros con tu vehículo propio que con otro medio de transporte público.Para que viajar así sea más económico, se puede optar por comprar un bono especial, de mensualidad, trimestral…Son muchos los tipos que existen. Lo cierto es que algunas de las razones para escoger este bono pueden ser: Porque es más cómodo que adquirirlo cada día. Porque tiene mayor duración, en función del tipo de billete. Porque tiene un número de viajes ilimitado lo que resulta una opción más cómoda y práctica. Porque se puede personalizar con tu DNI. Así pues, el transporte público es una gran ventaja a la hora de movernos pero ¿cuál es el principal problema a la hora de comprar un bono mensual o trimestral?El inconveniente de estos billetes especiales es que tienen un coste elevado (generalmente desde 100 a 400 euros), y que cuando debemos comprarlo, desembolsamos íntegramente. No existe la oportunidad de pagarlo en cómodos plazos y ajustarlo a nuestras necesidades. Comprar un bono significa gastar una media de 200€ y a veces, ese gasto, en un momento económicamente difícil para nosotros, puede suponernos un contratiempo gigante al que hacer frente. ¿Qué hacemos si no disponemos del dinero hasta final de mes pero necesitamos el billete para ir a trabajar o estudiar? ¿Qué alternativas existen para esos casos tan concretos?La solución a ese problema es CreditoZen, porque podemos ofrecerte un microcrédito para subsanar tu pequeño problema de liquidez y poder comprar el billete sin tener que pasar apuros. Por lo tanto, nos pueden aportar esa tranquilidad que antes no teníamos a la hora de conseguir nuestro bono especial y poder desplazarnos por la ciudad. Si el transporte se convierte en un gasto imprevisible, CreditoZen es la solución.



Deja un comentario

Rankie WordPress Plugin